Aldo López Tirone

El sistema multinivel, una oportunidad de negocio para todos

El sistema multinivel no debe confundirse con sistemas PONZI o Piramidal, ya que este negocio es un tipo de venta directa.

 Los emprendedores son retribuidos por las ventas que ellos mismos generan y por las ventas generadas por las personas que forman parte de su estructura organizativa o red.

 Formar parte del multinivel implica una importante conexión con la empresa que fabrica y/o provee los productos ya que la marca será representada por emprendedores independientes.

Tener la posibilidad de sumar nuevos emprendedores a la organización exige un amplio conocimiento del producto, del servicio y de la empresa con la cual el emprendedor se vincula. 

En el sistema multinivel el emprendedor genera ingresos lineales a través de las ventas directas, e ingresos residuales a partir de la construcción de equipos y redes de trabajo.

 Muchas empresas brindan a su fuerza de venta importantes premios y reconocimientos que forman parte de un programa de incentivos, ya que la motivación es el principal motor de esta actividad.

Características básicas de los negocios Multinivel:

  • Independencia y flexibilidad: el emprendedor no es un empleado, no debe cumplir horarios y maneja su negocio según sus tiempos y objetivos
  • Ingresos ilimitados: no existe un «piso» o un «techo» de ingresos. El Distribuidor Independiente planifica cuánto quiere ganar y cómo hacerlo.
  • Inversiones: no hay necesidad de invertir en infraestructura, personal o stock
  • Crecimiento Personal: la Capacitación es permanente y se necesita entrenar habilidades como la comunicación, liderazgo, trabajo en equipo, empatía, escucha activa, entre otras.
  • Bajo riesgo: tiene bajos costos de inicio y en muchos casos, la inversión es cero.
  • Resistente a la economía
  • Permite conocer personas de manera constante, acrecentando la base de datos y cartera de clientes del emprendedor

Vender sin Vender 

Ser vendedor no es una profesión sencilla requiere un entrenamiento constante.

 No hay un título académico de Vendedor ni carreras académicas exclusivas en este rubro.

 Ser vendedor requiere ciertas actitudes, aptitudes y cualidades que se mejoran de manera continua día a día.

 Si bien la clave diferencial está en el conocimiento del producto o servicio que se vende y del entorno, hoy, la conexión emocional del cliente con el vendedor resulta decisoria en el proceso de compra. 

Estamos ante un consumidor más exigente, que se informa constantemente a través de múltiples canales y plataformas. 

Esto requiere en el vendedor el desarrollo de ciertas habilidades:

  • Ser positivo.
  • Tratar de ayudar siempre. 
  • Vocación de servicio
  • Desarrollar la escucha activa
  • Lograr una comunicación asertiva y efectiva
  • Interés genuino por las necesidades del cliente
  • Creación de relaciones a largo plazo 

Conectarse con el cliente a nivel emocional es esencial para entender a nuestro consumidor y brindarle la mejor oferta. 

Es importante escuchar a nuestro cliente, comprenderlo, lograr la habilidad de entender lo que dice y lo que no dice,  y llegar a su corazón para que nuestro discurso de venta sea aceptado.

Deja un comentario